Nuestra experiencia con la escuela en Ontario

Entre las preguntas que me envían los lectores por mail suelen repetirse las referidas a la escuela de los niños, como funciona el sistema escolar y en que escuelas hay que anotarlos a la llegada.

En mis pocos años de experiencia por aquí he podido interactuar lo suficiente con el sistema escolar como para ir formándome una idea básica de como funciona y darles aunque sea una pista para ayudarlos a contestar las preguntas referidas a este tema.

Permítanme entonces acercarles una mirada personal del tema (como siempre basada en nuestra experiencia) complementada con la palabra oficial y algunos enlaces al Ministerio de Educación de Ontario.

Municipios y Comisiones

A grandes rasgos, la educación en Ontario estará a cargo de los establecimientos que funcionan con fondos públicos y las que funcionan con fondos privados. Las Privadas las voy a dejar fuera del cuento por que son un tema aparte y fuera de mi experiencia personal. Lo más cerca que llegué de un colegio privada fue cuando pasé dos días en un curso de rugby coaching en el Ashbury College de Ottawa.

Las escuelas que funcionan con fondos públicos están agrupadas en comisiones (o boards). Cada municipio, por lo que he visto, tiene sus boards o comisiones. Rápidamente, conozco tres boards: El board público (las escuelas de educación no religiosa, digamos), el board católico (las escuelas de educación religiosa) y el board francófono (las escuelas de educación en francés, generalmente manejadas por los “franco-ontariens” y fácilmente distinguibles por su “drappeau” verde y blanco con el escudito de Ontario.

Elegir la escuela es tan simple como elegir que board quiero que eduque a mi hijo. Una vez hechos eso, la escuela que te pertenece es la de tu barrio. Se puede hacer un “cross-boundaries” (mandar al chico a una escuela fuera de su barrio)? Sí, pero hay que llenar un formulario y dejarlo a consideración de una comisión. Y cómo sabes que escuela es la de tu barrio? Tan simple como buscar el sitio web del board de tu ciudad!Al momento de anotarlo, también firmás un papel declarando que tus impuestos van dirigidos a ese board en particular.

El Board francófono

Sabrá el lector frecuente que sólo vivimos 9 meses en Quebec. Durante ese tiempo Santiago, nuestro hijo mayor, había estudiado en la Escuela de Bienvenida de Hull y a punto de ser transferido a la escuela regular. Estaba Santiago comenzando a tener un buen “approach” con el francés cuando debimos mudarnos a Ontario. Para tratar de ahorrarle a Santiago un stress adicional (dos cambios de escuela en menos de un año nos parecía mucho!) lo inscribimos en una escuela del board francófono de Waterloo y así al menos seguiría estudiadno en francés como lo venía haciendo en los últimos meses. Para lograr que Santiago pudiera ir a esa escuela, debimos tener entrevistas con la Directora, debimos llenar formularios donde contestábamos varias preguntas sobre nosotros incluyendo los idiomas que se hablaban en la casa, y nuestra postulación debió ser aprobada por una comisión especial.

La experiencia fue poco menos que nefasta. No ser francófono de origen (o “quebeco en el exilio”) nos dió pasaporte directo a “ciudadanos de segunda” dentro de una escuela superpoblada, con pocos recursos para afrontar sus necesidades, y maestros y personal poco capaces o quizás no acostumbrados a lidiar con inmigrantes y recién llegados. La experiencia no fue sólo mala para nosotros como padres, sino también pésima para Santiago quien aún hoy conserva un muy mal recuerdo de la escuela. La historia completa de Santiago y sus escuelas está en esta entrada.

Debo admitir que Quebec cuenta con dignos embajadores fuera de la Provincia con sus primos “franco-ontariennes”

El Board Católico

Lo bueno de haber tenido una experiencia tan mala con los franceses es que nos decidió a cambiarlo a Santiago a la Escuela anglófona en el board católico de Waterloo. Era hora de que comience a estudiar en la lengua mayoritaria del lugar y en un entorno algo más sano y menos envenenado.

Inscribirlo en la escuela fue tan simple como buscar cual era la que nos correspondía por nuestra dirección, llamar por teléfono para saber que papeles había que llevar, poner todo en una bolsita, ir a firmar los papeles y listo el pollo. Con tener al menos uno de sus padres bautizados, Santiago podía ir a la escuela del board católico sin problemas. Ellos se encargarían de comunicarse con la escuela anterior para solicitarla documentación de Santiago y antecedentes de Santiago. Recuerden que aquí cada alumno tiene una carpetita que lo va siguiendo de escuela en escuela con todas las cosas buenas y malas que hayan pasado con él.

Y el Kinder?

La educación preescolar dura dos años y comienza cuando el chico cumple los 4. No es todo el día, sino unas pocas horas diarias.  Por lo general, todas las escuela tienen también sus salitas de Junior y Senior kinder, el transporte escolar ya les corresponde y comienzan a ver allí sus primeros palotes.

Un pequeño consejo a los padres de niñitos en los 3 años de edad… comiencen el “toilet training” si es que ya no lo hicieron o, al menos, vayan haciendo que el chico llegue suficientemente independizado a los 4. Los maestros esperan que a esa edad puedan ir al baño solos, que no se ensucien, que se sepan poner una campera solos, que se sepan poner y sacar los zapatos y que puedan comer sin ayuda.

La educación en francés en el colegio en inglés

Desde el kinder les comienzan a enseñar algunas palabras en francés. Debo ser sincero, no recuerdo que haya tenido Facundo lecciones de francés en el Junior Kinder de Waterloo, pero sí comenzó a tener una semana en inglés y una en francés cuando nos mudamos a Ottawa el año pasado.  En la escuela primaria, siempre hay algunas horitas de francés a la semana del mismo modo que algunos de nosotros teníamos algunas horas de inglés semanales en la escuela primaria o secundaria. Nada muy profundo, pero un barniz para poder defenderse.

El sitio oficial del Ministerio de Educación de Ontario da una muy buena explicación sobre el tema…

Los estudiantes tienen enormes ventajas cuando se habla más de un idioma. Aprender otro idioma:

  • Fortalece problema de los estudiantes de problemas, razonamiento y habilidades de pensamiento creativo
  • Desarrolla su comprensión y apreciación de las diversas culturas.

¿Cuáles son los requisitos?

Ya que el francés es una de las dos lenguas oficiales de Canadá, los estudiantes de Ontario de escuelas financiadas con fondos públicos de idioma Inglés están obligados a:

  • Estudiar francés entre los grados 4 a 8, y a
  • Ganar por lo menos un crédito en francés en la escuela secundaria para obtener el Diploma de Escuela Secundaria de Ontario.

¿Cuáles son las opciones?

Hay tres programas de Francés como Segundo Idioma (FSL) en las escuelas de Ontario:

  • Core French – a los estudiantes se les enseña el francés como asignatura. El programa ayuda a los estudiantes a desarrollar un comando útil básico de la lengua.
  • Extended French – a los estudiantes se les enseña el francés como asignatura y el francés sirve como el idioma de instrucción en al menos una asignatura, tales como las matemáticas. Al menos el 25 por ciento de toda la enseñanza se imparte en francés.
  • French Immersion – a los estudiantes se les enseña el francés como asignatura y el francés sirve como el idioma de instrucción en tres o más materias, como las matemáticas. Al menos el 50 por ciento de toda la enseñanza se imparte en francés.

Los tres programas de FSL proporcionan a los estudiantes con diferentes niveles de intensidad en el desarrollo de su conocimiento y habilidades de la lengua francesa. Los programas también ayudan a los estudiantes a desarrollar una apreciación de la lengua y la cultura francesa en Canadá y el mundo.

Más info en el sitio oficial del Ministerio de Educación de Ontario.

No estoy seguro si todas als escuelas tienen todas las opciones de francés. Creo que no es así y uno debe salir a averiguar cual es la escuela con “Core French” o cual la de “Immersion”… pero la opción está.

Con Patricia, hemos decidido que Santiago tome French Immersion en 7o y 8o grado. Hasta ahora la apuesta viene dando sus frutos. Su rendimiento es excelente y ha demostrado tener habilidades en francés al nivel de muchos de sus compañeros nativos. Santiago tiene al menos 4 materias en francés, aparte de la que les enseña el idioma por supuesto: Ciencias, Religión, Geografía y Educación Física son impartidas en ese idioma. Durante el día, los chicos se acostumbran a cambiar de idiomas “al vuelo” de materia en materia, lo que creo que no debe ser poca gimnasia para el cerebro.

Si el día de mañana el destino hace que vengas a Ontario, a tu hijo no le faltarán opciones. Si tienen alguna pregunta para Santiago sobre la escuela, adelante… Santi también  es lector del blog.

¿Quieres recibir más contenido como este?
Déjanos tus datos aquí